Entendemos que la calle es nuestro lienzo, y desde entonces, siempre que alzamos nuestra mirada al cielo, nos inspiramos.